UP

-     Escrito por canguro

Ecografías 4D

Con cualquier ecografía lo que se obtiene es una imagen de los órganos internos utilizando para ello los ultrasonidos. De pocos años a esta parte la ecografía ha sido una auténtica revolución a la hora de poder determinar el estado del feto durante la gestación del mismo.

Muchos niños nacidos en los últimos años deben a la ecografía que hayan podido solucionarse durante el proceso de gestación muchos problemas que de haberse detectado después del nacimiento hubiesen provocado daños irreversibles.

El último adelanto tecnológico ha sido la ecografía 4D. Lo primero que hay que decir de este tipo de ecografías es que no son más seguras tanto a la hora de dar resultados como a la hora de diagnosticar problemas en el desarrollo del feto. En cuanto a esto último es tan válida una ecografía en 2D que una en 4D.

Una ecografía en 4D no es más que una ecografía en tres dimensiones. La cuarta dimensión es el tiempo que en este tipo de ecografías es tiempo real. Es decir, además de poder ver perfectamente el aspecto que tienen el feto, con todos sus órganos y una imagen nítida de todos ellos. Además al añadir el tiempo, la cuarta dimensión, lo que se consigue es una representación exacta y en tiempo real del feto.

Las ecografías en 4D si tienen ventajas. Una de ellas es la nitidez de la imagen. Con esa precisión los ginecólogos pueden afinar mucho más a la hora de visualizar la piel del feto en busca de algún trastorno que a las ecografías tradicionales se les puede escapar: labio leporino o fisura palatina.

Fuente: Terra |     Vídeo: endingStart

Embarazo10.com

Newsletter