UP

-     Escrito por giuliana

Consejos para evitar las náuseas en la mañana durante el embarazo

El embarazo es una de las etapas más importantes en la vida de cualquier mujer. Pero no se puede negar en ningún caso que también es una experiencia que puede resultar muy dura y difícil para nuestro cuerpo. No podemos olvidar que el cuerpo de una mujer embarazada está creando, nutriendo y ayudando a crecer a una persona totalmente nueva, al mismo tiempo que trata de seguir adelante con sus funciones habituales. Es, verdaderamente, todo un reto y en ocasiones se tendrá que lidiar con síntomas o consecuencias desagradables de esa adaptación que está llevando a cabo el cuerpo para traer al mundo una nueva vida. Y uno de esos síntomas desagradables que la mayoría de las mujeres experimentan durante el embarazo es, precisamente, el de las náuseas.

nauseas embarazo
Muchas veces, cuando se habla de las náuseas que se experimentan durante el embarazo, se añade el calificativo de “matinales” o “matutinas”. Se les da este calificativo porque muchas mujeres sufren ataques de náuseas más destacados durante las mañanas, que luego disminuyen en intensidad durante el paso de las horas. Pero este no es un adjetivo correcto, dado que pueden presentarse en cualquier momento del día o durar toda una jornada. Los médicos no se ponen de acuerdo a la hora de determinar la razón por la que se sufren náuseas durante el embarazo.

Generalmente se atribuyen a los muchos cambios por los que atraviesa el cuerpo de una mujer durante los primeros meses de gestación, siendo especialmente importante el aumento de los niveles de hormonas tales como la hCG y estrógenos que se producen durante esta etapa. Se calcula que aproximadamente el 70% de las mujeres experimentarán algún tipo de náusea o de vómitos durante el primer trimestre de su embarazo y suelen empezar aproximadamente hacia las seis semanas de gestación, cesando alrededor de las 14 semanas. Sin embargo, esta circunstancia, como prácticamente todo lo que tiene que ver con el embarazo, es muy personal. Cada caso es único y tanto los tiempos como la intensidad de las náuseas varían mucho de una mujer a otra. Hay mujeres que no sienten náuseas en prácticamente ningún momento de su embarazo, mientras que otras sufren violentos ataques que les obligan a guardar cama, por ejemplo.

Por lo dicho anteriormente, lo primero que te tenemos que advertir es que no existe ningún manual relacionado con las náuseas. Lo que le ocurre a una mujer en concreto puede no aplicarse a tu caso y lo que a una le funciona, a otra no le ayuda demasiado, por lo que te recomendamos que pruebes distintos remedios y te quedes con aquellos que se adaptan mejor a tu caso en concreto.

Evitar las náuseas durante el embarazo

embarazo nauseas
A continuación te queremos presentar algunos remedios que se han demostrado bastante eficaces para disminuir las náuseas, esperando que te sirvan de ayuda. Pero antes de seguir adelante queremos aconsejarte que acudas al hospital o a tu ginecólogo si tus náuseas y vómitos son demasiado violentos. Es muy importante que mantengas una buena nutrición e hidratación en todos los momentos del embarazo. Si tus náuseas te impiden alimentarte o beber con regularidad, corres el riesgo de perjudicar tu salud y la de tu bebé si no buscas ayuda médica para controlarlas. Por lo tanto, si tienes la sospecha de que tus náuseas no entran dentro de la normalidad y realmente están empezando a suponer un problema importante para ti, no lo dudes y acude al médico. Siempre es mejor asegurarse en estas circunstancias que arriesgarse a sufrir un problema mayor.

Dicho esto, los consejos que te presentamos para mantener bajo control las náuseas durante el embarazo son los siguientes:

Toma alimentos ricos en proteínas que sean fáciles de digerir para el estómago. Cuando las náuseas atacan, es muy difícil que te apetezca comer algo. Pero no solo es importante que lo hagas para que tanto tu bebé como tú os mantengáis en perfecta salud, sino que está demostrado que las náuseas tienden a empeorar si se mantiene el estómago vacío. Por ello, ten a mano alimentos ligeros y fáciles de digerir. Un ejemplo de este tipo de snacks son las galletitas saladas, las patatas fritas, los palitos de pan, los frutos secos o alimentos similares. Asimismo, acompáñalos siempre que puedas de bebidas que te ayuden a hidratarte y a recuperar las vitaminas y minerales que hayas perdido vomitando, como el té. Con este tipo de alimentos, podrás controlar las náuseas desde un principio y recuperarás energías sin perjudicar aún más a tu estómago.

Evita las grasas. Los elementos con un alto contenido en grasas suelen resultar muy pesados para el estómago y algo difíciles de digerir. Por lo tanto, si tu estómago ya está delicado a causa del embarazo, trata de no darle trabajo extra consumiendo platos con un alto contenido en grasa. Intenta limitarte a alimentos más ligeros mientras duran tus náuseas matinales consumiendo verduras, fruta fresca, pollo, pavo, pescado y otros alimentos similares durante este periodo. También es buena idea que evites cualquier otro elemento que pueda ser problemático para tu sistema digestivo, como los alimentos con un alto contenido en azúcar o las bebidas con gas y cafeína, pues solo aumentarán estos síntomas.

Trata de comer porciones pequeñas durante el día. Lidiar con un desayuno, una comida o una cena fuertes puede ser demasiado problemático para tu estómago si ya estás teniendo problemas para digerir la comida. Por ello, intenta evitar hacer grandes comidas y escoge alimentarte con porciones pequeñas durante todo el día. Así podrás seguir obteniendo los nutrientes que necesitas y tu estómago no tendrá que hacer grandes trabajos digestivos que pueden aumentar tus náuseas.

galletas saladas nauseas
Descansa siempre que puedas. Las náuseas pueden llegar a dejarte totalmente sin energía. Pero además la sensación de cansancio puede exacerbar las náuseas, pues nuestro cuerpo se siente incapaz de lidiar con tantos frentes abiertos al mismo tiempo. Por lo tanto, si sufres náuseas, trata de descansar y de tumbarte tanto como puedas. Así no solo recuperarás algo de energía, sino que también tus náuseas disminuirán, pues te sentirás mejor en términos generales y tu cuerpo habrá recuperado algo del equilibrio que tanto necesita.

Intenta llenar tu casa de aromas naturales. Algunas mujeres embarazadas presentan un sentido del olfato muy exacerbado. Pueden detectar olores desagradables con mucha facilidad y éstos pueden desencadenar las náuseas. Por ello, llenar la casa de aromas naturales que oculten aromas problemáticos, como los de la basura de la cocina, las tuberías o el baño, pueden ser una gran solución. En particular, un remedio clásico para las náuseas matinales que lleva utilizándose décadas es el de oler un limón o una manzana frescas para hacer que se asiente el estómago. También es recomendable que se tenga a mano un pañuelo cubierto con esencias de limón y romero para que puedas disimular olores desagradables cuando te encuentres fuera de casa.

Esperamos haber podido ayudarte a disminuir el efecto de tus náuseas. Para terminar, os dejamos con unos enlaces que os podrían resultar interesantes para complementar la información del artículo.

Enlaces de interés
En Embarazo 10 tenemos muchos otros artículos que te pueden resultar muy interesantes:

Y si te ha gustado el artículo, no dudes en compartirlo con tus amigos en Facebook, Twitter y Google +.

Embarazo10.com

Newsletter