Qué es Costra láctea: Causas y tratamiento

Ya más de una vez hemos escuchado esas palabras, porque seas madre o no, una se va enterando de cosillas y cuando escuchamos “costra láctea”, ya pensamos que es algo referente a la leche materna que está recibiendo, que no le llega bien o que simplemente no lo está digiriendo en condiciones.

bebes-costra-lactea-felicidad

Pero resulta que no tiene nada que ver con la leche. Aquí en Embarazo10 os mostraremos todo lo que necesitáis saber sobre la costra láctea en bebés.

Costra láctea

Aunque su nombre se vea relacionado con la leche, para nada se parece. Lo que pasa, es que es bastante común entre los lactantes o bebés que están aún tomando leche. Debido a que aparece en ese periodo, siempre se ha relacionado con la leche, pero es una afección que nada tiene que ver.

bebes-costra-lactea-sintomas

Se trata de una serie de costras o postillas que aparecen en la zona del cuero cabelludo del bebé. Éstas, por supuesto, incomodan al pequeño, ya que les pica y al ser tan pequeño, esa incomodidad es muy poco tolerada. Las costras, suelen endurecerse, arrugarse y crear caspa de color blanquecino o amarillento y en casos más graves en donde se descontrola la costra láctea, puede llegar a aparecer en la zona de las axilas, el área del pañal, el cuello… Zonas con pliegues.

Si además, al bebé le ha salido un eccema por el pañal, puede provocarle bastante más picor y podría supurar, pero sería en los casos más enrevesados. Aún así, no hay que alarmarse. Estas costras, suelen aparecer en las primeras semanas de vida, cuando se comienza con la lactancia y se cura más o menos en un mes.

bebes-costra-lactea

La costra láctea, suele cambiar de aspecto, dependiendo del bebé y como ya dijimos, es algo que suele pasar y no tienen nada que ver con la leche o la falta de higiene.

Costra láctea síntomas

Los síntomas son muy fáciles de detectar, ya que son síntomas que enseguida se exteriorizan.

Costra láctea síntomas – Manchas

Aparecen como unas manchas rojizas, que poco a poco se van agrandando un poco más, se van secando y arrugando, hasta crear escamas o lo que conocemos como dermatitis seborreica o caspa.

Costra láctea síntomas – Forma

Puede aparecer de manera concentrada, creando una marca grande porque las costras se han unido entre sí. También pueden aparecer en forma de racimo, extendiéndose por una zona del cuerpo o una parte de la cabeza.

bebes-costra-lactea-ojos

La forma más suave, son pequeñas costras que son pequeñas y aparecen separadas entre sí.

Costra láctea síntomas – Lugar

Donde más aparecen, por supuesto y de manera principal, es en el cuero cabelludo, pero en casos más graves, puede aparecer en el rostro, en los pliegues del cuerpo, como el cuello, las axilas o la zona del pañal, así como las pestañas y hasta las orejas.

bebes-costra-lactea-tratamiento

Muchas veces, si aparece mucho en el cuero cabelludo, puede experimentar una pérdida del cabello, pero vuelve a crecer en el momento en que remita esta afección.

Costra láctea causas

Hay muchas causas que pueden provocar esto y no tiene por qué ser la leche o la falta de higiene, sino de la composición natural del recién nacido. Ya sabemos que la piel del pequeño es un poco más grasa y debido a ese exceso de sebo, es normal que las glándulas sebáceas se descontrolen un poco o no estén reguladas aún. Es lo mismo que ocurre en la adolescencia, por eso también aparece el exceso de grasa en los adolescentes.

bebes-costra-lactea-higiene

A esto se le debe sumar la presencia o no de determinadas bacterias, propias de la levadura, como la Malassezia, que aunque no sea perjudicial, contribuye a que aparezca la costra láctea. Y también, tenemos que tener en cuenta el sistema inmunológico del bebé, el clima que lo rodea y otras afecciones, como el eritema del pañal, que podría impulsar su aparición.

Esto no significa que todos lo padezcan o estén predispuestos a presentar esta afección, como ya dijimos, todo depende de muchos factores que pueden ayudar o no, para evitar la costra láctea.

Costra láctea tratamiento

Normalmente con unas pocas indicaciones, en donde la costra la tengamos controlada, en poco tiempo desaparece. Hay ciertas pautas que hay que mantener para eliminarla.

  • Masajear la cabeza del bebé con una toallita que no contenga alcohol ni agentes hidratantes. Las escamas se irán con la toallita.
  • Lavarle el cabello cada día, con un champú muy suave y específico para lactantes, mientras presenten escamas, para que se vayan cayendo.
bebes-costra-lactea-cepillado
  • Cepillarle el cabello suavemente con un cepillo de cerdas suaves, para romper las escamas antes de lavarle la cabeza.
  • Si las escamas son gruesas, no las arranque con los dedos, podría hacerle daño y abrirse una herida que podría infectarse. Es mejor aplicarle un aceite mineral, para reblandecerlas.
  • Eliminar el exceso de aceite en el cuerpo, especialmente si lo hidratamos después del baño. Es mejor, utilizar una leche hidratante muy ligera, específica para la piel del bebé.
  • Elimina la colonia durante esa temporada o las cremas perfumadas porque tiene alcoholes que podrían afectar a su piel, que en esos momentos está debilitada.

Si ves que aún así no se va y siguen apareciendo o va acompañado de otros malestares, considere la opción de acudir al pediatra para descartar la gravedad y descubrir si es otra afección la que está padeciendo.

Costra láctea prevención

Para poder prevenir esto, tenemos que partir del tratamiento, para evitar que aparezcan las costras lácteas.

bebes-costra-lactea-jabon-neutro
  • Bañarle con jabones neutros
  • Secarle con una toalla de algodón, sin friccionar la piel
  • No mantenerle húmedo y hacer hincapié en los pliegues de la piel
  • No ponerle colonia
  • Cepillarle suavemente con un cepillo de cerdas suaves
  • Lavarle el cabello, dependiendo de lo graso que sea de 2 a cuatro veces por semana, porque el lavado en exceso, provoca sebo en el cabello
bebes-costra-lactea-baño

Ahora ya sabes lo que realmente es la costra láctea y cómo enfrentarte a ella para que tu pequeño no lo sufra. No te apures y pienses que es por la intolerancia a la lactosa, porque no parte de la leche. Pero si quieres estar más tranquila, échale un ojo al siguiente enlace, para descubrir más sobre la intolerancia a la lactosa.

Embarazo10.com

Newsletter