-    Escrito por canguro

Analisis Beta HGC en sangre | Test de Embarazo

En Embarazo 10 os explicamos ahora en qué consiste el test de Embarazo en Sangre: análisis de Beta-CGH (Gonadotropina coriónica humana) cuantitativa y cualitativa en sangrede modo que a través de una analítica podéis saber si estáis o no, embarazadas.

analisis-beta-hgc-en-sangre-test-embarazo

Análisis Beta HGC en sangre | Test de Embarazo

analisis-beta-hgc

Cuando una mujer llega al punto crucial de realizarse un test de embarazo, no es un momento fácil de atravesar, ya sea que deseemos un resultado positivo o uno negativo. Por ello es importante conocer las distintas opciones de pruebas de detección de embarazo, con sus pros y sus contras. Hoy os hablaremos de la conveniencia de optar por un análisis de sangre: la prueba de Beta-CGH (Gonadotropina coriónica humana) cuantitativa.

Como seguramente sabréis, existen diversas formas de realizar una prueba de embarazo. Las más comunes son mediante análisis de sangre y de orina (de laboratorio o casero). Aunque menos frecuentemente, también puede realizarse mediante un ultrasonido (pero seguramente ya habrás realizado alguna de las otras pruebas) o incluso puede detectarlo un ginecólogo mediante un examen de tacto pelviano.

Cuando sospechamos que podemos estar en cinta por la falta del período o la aparición de síntomas del embarazo, la opción más a mano es comprar un test de embarazo en orina, pero puede que no nos dé la respuesta exacta que necesitamos. Mientras que con un análisis de sangre podemos tener un resultado más confiable. Os contamos por qué.

image

Tanto los test en sangre como en orina se basan en la detección de la hCG o GCH (Gonadotropina coriónica humana) una hormona indicadora del embarazo. La principal diferencia entre ambos tipos de pruebas reside en la rapidez con que diagnostican la presencia de un embrión o -dicho de otro modo- cuántas semanas de embarazo hay que tener para que la hormona HCG pueda ser efectivamente detectada.

Cómo se hace el análisis Beta HGC en sangre

como-se-hace-analisis-beta-hgc-en-sangre-test-de-embarazo

Un análisis de sangre Beta HCG puede detectar el embarazo entre 6 y 8 días después de la ovulación. Las pruebas de orina en su mayoría no pueden detectar esta hormona hasta que no hayan pasado cerca de 2 semanas de la fecha de ovulación, aunque los tests de orina más avanzados pueden requerir menos tiempo.

La realización de la prueba de Beta HCG es muy simple, y tan sólo requiere una extracción de sangre en un laboratorio de análisis. Por lo tanto no causa mayor molestia que la del pinchazo y algún posible mareo. Además es totalmente inofensiva para el embrión, en caso de que sí estuvieras embarazada.

Dentro de los análisis de sangre, hay dos variantes. La primera y más exacta es la prueba cuantitativa de sangre (o de beta hCG) que mide la cantidad exacta de hCG en la sangre, detectando incluso muy pequeñas cantidades. Es posible que encontréis este mismo análisis bajo diferentes términos médicos:

  • Beta-HGC cuantitativa;
  • Gonadotropina coriónica humana cuantitativa en sangre;
  • Beta-HGC- cuantitativa en sangre;
  • Beta-HGC cuantitativa repetida;
  • Beta-HGC seriada;
  • Prueba de embarazo cuantitativa en sangre.

La segunda alternativa es la prueba cualitativa de la sangre que arroja simplemente un resultado positivo o negativo de la presencia de esta hormona. Pero su exactitud es menor a la ofrecida por la prueba Beta-HGC Cuantitativa.

Otro beneficio de optar por la prueba cuantitativa es que al darnos un valor exacto, nuestro médico podrá ver si existe un resultado fuera de lo normal, que pueda estar relacionado con alguna complicación del embarazo y podrá indicar estudios adicionales para comprobar el estado de salud del bebé.