Escrito por Tendenzias

Actifed para bebés y niños: Indicaciones, Efectos secundarios y Advertencias

Cuando se trata de la salud de nuestros hijos siempre buscamos lo mejor. Como sabemos que también es tu caso, hoy te hablamos sobre el Actifed para bebés y niños: indicaciones para su uso, dosis recomendadas, posibles efectos secundarios y otras advertencias.

Sobre el Actifed

Muchos ya conoceréis el Actifed, un potente antihistamínico que se utiliza principalmente para aliviar los síntomas provocados por las alergias estacionarias, la gripe o los resfriados comunes. Actifed funciona inhibiendo la producción de histamina por parte del organismo. Esta sustancia es la que nos produce algunos de los efectos de la alergia o los resfriados, caso de la congestión nasal, estornudos, tos, picazón y ojos llorosos, etc.

Se trata de fármacos, que, al igual que el Benadryl o el Claritin, sirven para alivios puntuales de estos síntomas. Sin embargo, su uso también puede tener algunas contraindicaciones. No debe ser tomado por personas con presión arterial alta, problemas de corazón, asma, diabetes o problemas estomacales o renales.

Sin embargo, lo que de verdad nos interesa es. ¿se le puede dar el Actifed a niños y bebés? ¿Cuál sería en ese caso la dosis recomendada? ¿Qué efectos secundarios podría llegar a tener?

Actifed para bebés y niños: indicaciones

Una de las preguntas que se hacen muchos padres es si pueden darle a su hijo los antihistamínicos de uso para adultos para aliviar los síntomas del resfriado y la alergia. Y la respuesta, en el caso del Actifed es: depende.

Depende de la edad del niño, de su estado de salud o de si está tomando otro tipo de medicación, entre otros factores. En concreto, en el caso del Actifed no está recomendado su consumo en niños menores de 4 años. Y entre los 4 y los 6 años se recomienda siempre hacerlo bajo supervisión de un médico.

En el siguiente punto vemos cuáles serían las dosis de Actifed recomendadas para niños.

Actifed para bebés y niños: dosis recomendadas

Como ya hemos señalado, es básico acudir al pediatra o al médico de cabecera antes de darle ningún antihistamínico al niño. Él será quien se encargue de recetare al niño las dosis adecuadas. Generalmente este fármaco se puede tomar en tabletas o en jarabe.

Las tabletas solo pueden ser tomadas por adultos o por niños mayores de 12 años. La dosis recomendada es de una tableta cada 8 horas, la primera al levantarse por la mañana.

Por su parte el jarabe lo pueden tomar niños a partir de 4 años. Para ello se debe usar el vaso dosificador que incorpora el envase y no hacerlo nunca a ojo, ya que la dosis podría variar sustanciosamente. Las dosis recomendadas serían

  • Para niños mayores de 12 años: 10 ml. del vaso dosificador. Hacer una toma cada 8 horas, la primera nada más levantarse.
  • Para niños de 6 a 12 años: 5 ml. del vaso dosificador. Hacer una toma cada 8 horas, la primera nada más levantarse.
  • Para niños de 4 a 5 años: 2,5 ml. del vaso dosificador. Hacer una toma cada 8 horas, la primera nada más levantarse.

Nunca se deben sobrepasar las dosis recomendadas por el médico o pediatra. De lo contrario la sobreexposición de este fármaco podría tener ciertos efectos secundarios, como los que vemos a continuación.

Actifed para bebés y niños: efectos secundarios

El Actifed es un medicamento que se puede adquirir sin prescripción médica, pero que aún así no debe tomarse a la ligera. Su uso en niños puede acarrear ciertos riesgos, sobre todo en niños menores de 4 años, pudiendo llegar a provocar problemas en el sistema nervioso central o incluso la muerte. Por lo tanto no estamos hablando de ninguna broma.

En caso de que la dosis sobrepase la recomendada o que, por alguna causa, el niño haya reaccionado mal al medicamento, se debe avisar inmediatamente al médico. Uno de los síntomas que pueden revelar que el niño ha reaccionado mal al Actifed es la presión arterial alta, que se traduce en dolores de cabeza agudos, visión borrosa, palpitaciones en las sienes, zumbidos en los oídos, latidos del corazón acelerador e irregulares, e incluso convulsiones.

Otros de los efecto secundarios que puede tener el Actifed es la excesiva somnolencia, debilidad, cambios de humor repentinos, sensación de falta de aire, boca seca, dificultades para orinar o hacer de vientre, etc. Si notamos que el niño muestra alguno de estos síntomas lo mejor es llamar al médico es informarle del caso, sobre todo si hemos cometido el error de medicarle nosotros mismos.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

Actifed para bebés y niños: otras advertencias

Por otro lado, hay que señalar que en la actualidad no existen estudios de laboratorio que prueben os posibles efectos que la toma de Actifed puede tener en las nonatos. Por tanto, se desaconseja totalmente su toma durante el embarazo o en caso de que estemos intentando quedarnos en estado.

De la misma manera, no se debe tomar Actifed durante el periodo de lactancia. Por un lado, la ingesta de este medicamento podría retrasar y disminuir la producción de leche. Además, el fármaco puede pasar al bebé a través de la leche materna. Por tanto, hay que evitar siempre este medicamento durante todo el período que va desde que queremos quedarnos embarazadas hasta que termina el período de lactancia del bebé.

En defiitiva, esto es todo sobre el Actifed para niños, un medicamento que sirve para rebajar los niveles de histamina que produce el organismo, pero que se debe tomar siempre con la máxima responsabilidad, sobre todo cuando se trata de niños. Y recuerda, nunca se debe dar a niños de 4 años. Y las tabletas, solo para mayores de 12 años (a no ser en ciertos casos terapéuticos, siempre con prescripción médica).

Enlaces de interés

Embarazo10.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos